Juglares 2022
marzo 14, 2022
Así fue el robo del Cartel de la Hemofilia
junio 21, 2022

Mincultura, Programa Nacional de Concertación Cultural, Gobernación de Córdoba, Secretaría Departamental de Cultura y Comfacor, presentes en Sabananueva

Tradición Oral para la Vida, proyecto desarrollado por la Fundación Castilla, concentra todos sus esfuerzos en la versión 2022 en la Institución Educativa Simón Bolívar del corregimiento de Sabananueva en el municipio de San Pelayo.

El apoyo del Ministerio de Cultura, del Programa Nacional de Concertación Cultural, la Gobernación de Córdoba, la Secretaría Departamental de Cultura y la Caja de Compensación Familiar de Córdoba, Comfacor, ha sido determinante para fortalecer un proceso de pertenencia que ha viajado por el país, pero que en esta ocasión direcciona su capacitación hacia su cuna natural, Córdoba. Sin duda alguna, el concurso de la Secretaría de Educación del municipio de San Pelayo, de la Rectora, Moria Arteaga, del profesor Enrique Pérez y del cuerpo docente de la Institución Educativa Simón Bolívar, refrenda y consolida un proyecto que propende por la defensa de la identidad.

Remitirnos a la tradición oral cordobesa, implica ahondar en el sentir campesino que conjuga a través de la historia, hábitos, hechos épicos, dogmáticos, románticos, ecológicos y hasta realizaciones deliberadas que son definidas a lo largo y ancho del departamento como de ocurrencia.

Resaltar el más importante contexto de la Tradición Oral de Córdoba, significa mirar hacia la principal estación expresiva. El acervo cultural del corregimiento de Sabananueva en el municipio de San Pelayo es incalculable. No por nada se le considera la región vernácula por excelencia; décima, cantos de vaquería, gritos de monte y zafra, componen el legado de una comarca donde los versos no tienen dueño. Y es que allí en Sabananueva los motivos sobran; cuando de tejer historias hasta el diablo es fuente de inspiración; la aparición de espantos y luces que desaparecen en la ciénaga de «La Pacha», cerca al pueblo, son considerados hechos cotidianos a los que solo se les da trascendencia cuando se les recrea en cualquiera de los géneros existentes.

Esa riqueza oral que en la actualidad se muestra potencialmente como expresión literaria, ha sufrido toda una metamorfosis en la que se desglosan etapas y momentos donde las influencias etnomusicales han marcado y a la vez enriquecido la cultura local.

En esa evolución, lenta, que algunos asocian con involución, que luce casi detenida en el tiempo, los cuentos de velorio emergen como la expresión más antigua a los que se les atribuyen el don de apaciguar las penas. Si bien ya no se entierra al golpe de pisón, todavía se mantiene en las nueve noches de rituales, los cuentos donde el repertorio coloca a la muerte y la vida en igualdad de condiciones, en un plano real donde incluso los finados pelean, departen y juegan con los terrenales.

Veinte años han transcurrido desde que el escritor Castilla Camargo comenzó a valorar y registrar la Tradición Oral de Córdoba hasta constituir el primer Corpus de la Tradición Oral de Colombia, comenzando precisamente en Sabananueva. Son dos décadas de investigación alternadas con la formación en la que el Ministerio de Cultura siempre ha estado presente.

Tradición Oral para la Vida, es la suma de muchos eventos relacionados con la Tradición Oral de Córdoba, entre ellos, el Encuentro de Juglares con el concurso del ICFES, la Universidad del Sinú y El Parque Cultural del Caribe en el año 2000. Luego sigue el Corpus fonográfico de la Tradición Oral constituido por los CD: Juglares de la Tradición Oral -2001-; Juglares de la Tradición Oral de Córdoba II -2005-; Semilleros de la Tradición Oral de Córdoba -2006-; Tradición Oral de Montería -2008- y el Compacto Fonográfico con el Juglar Marceliano Mejía Carmona realizado en 2011 con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Gobernación de Córdoba y la Alcaldía de Montería. Se suman a ello los talleres de Tradición Oral para la vida adelantados en el Programa Prensa Escuela del periódico El Meridiano de Córdoba, y los talleres de Tradición Oral para la Vida auspiciados por el Banco de la República que se han proyectado a otras regiones del país. Mientras algunas influencias urbanas siguen permeando en algunos ámbitos la grandeza de la oralidad, los maestros Ricardo Olea, Norberto Pérez, Francisco Pacheco, José Burgos y el investigador Miguel Angel Castilla, continúan en Sabananueva educando y difundiendo lo más primigenio de nuestra cultura.