Genocidio ruso en Ucrania
junio 21, 2022
Nueva normalidad
junio 22, 2022

Dopaje en el ciclismo

El ciclismo es el deporte que más famoso ha hecho el término de dopaje o doping (García-Arjona & Bodin, 2011), pero se estima que fue entre los años 1992 y 2006 cuando el dopaje se hizo endémico en el ciclismo (Rodríguez, 2015) es decir, su punto máximo de utilización en este deporte aunque en el tour de France de 1998 un equipo fue expulsado por utilizar eritopoyetina (EPO) y otros 6 equipos más abandonaron la competencia (Eichner, 2007). Como se ha mencionado fue desde muy temprano en el deporte moderno que el dopaje empezó a causar estragos como el que tuvo lugar a finales del siglo XIX en la clásica Burdeos-París, el ciclista Arthur Linton fallese a causa de un coctel de estupefacientes (Beckett, 1988), esta es recordada como la primera muerte por dopaje.

Otro caso recordado se presentó en 1960 en los juegos olímpicos de Roma, el ciclista danés Kurt Enemar Knud Jensen quien competía en la prueba de contra reloj por equipos, a mitad del recorrido sintió malestar y se retiró de la competencia para posteriormente ser trasladado a un centro hospitalario en donde falleció (Burks, 1981), según la necropsia que le realizaron, su muerte se debió al abuso de anfetaminas y vasodilatadores, sorprendentemente resultó ser el entrenador del equipo quien suministraba a sus deportistas estas sustancias y no solo fue Kurt el único afectado, debido a que dos de sus compañeros, también, tuvieron problemas de salud, afortunadamente sin el trágico final de Kurt. Eran tiempos de locura por las medallas, el mundo se hallaba polarizado por la guerra fría y los excesos en la utilización de sustancias mejoradoras del rendimiento físico se veían justificadas por la obtención de una medalla, pero a medida que se presentaban casos de accidentes provocados por el dopaje, el mundo se iba alertando de este fenómeno que parecía desbordado y fue en 1967 durante la celebración de una etapa del tour de Francia, cuando todas las miradas apuntaron al dopaje (Pardo, 2015).

A lo mejor por ser la competencia más famosa e importante del mundo del ciclismo, además, se trataba del campeón mundial de ciclismo de ruta de esa temporada por el puerto de montaña que se estaba subiendo o tal vez por la irónica fecha, el 13 de julio en la etapa 13, subiendo el mítico Mont Ventoux, faltando un kilómetro para la cima, el inglés Tom Simpson colapso sobre su máquina, según la necropsia un paro cardiaco provocado por anfetaminas, causaron su muerte (Molano & Ortiz, 2009). Todos estos factores hicieron que la prensa diera un cubrimiento eufórico a la noticia y que las autoridades reguladoras se apropiaran más estrictamente del problema (De Mondenard, 1987) citado por (Gordillo, 2000). Esto influyó para que en el mismo año la Unión Ciclista Internacional (UCI) instaurara de forma definitiva los controles anti dopaje durante las competencias, siendo las sustancias estimulantes las más perseguidas (Canyameras, T., 2016).

SUSTANCIAS MÁS UTILIZADAS PARA EL DOPAJE EN EL CICLISMO

Las siguientes son las sustancias prohibidas por la WADA (2017). Para dentro y fuera de competencia.

1. Agentes anabolizantes como: esteroides anabolizantes androgénicos (EAA).

2. Hormonas peptídicas o de crecimiento, como por ejemplo la EPO.

3. Agonistas beta-2.

4. Moduladores hormonales y metabólicos.

5. Diuréticos y agentes enmascarantes. Sustancias prohibidas en competición

6. Estimulantes: efedrina, epinefrina, pseudoefedrina.

7. Narcóticos: morfina, pentazocina y petidina.

8. Canabinoides: cannabis, hachís y marihuana o sintético.

9. Glucocorticoides: administrados por vía oral, intravenosa, intramuscular o rectal.

Estudios estadísticos detectaron que los canabinoides en especial la marihuana es altamente utilizada por los deportistas jóvenes, seguida por la cocaína. Estas sustancias pueden mejorar el rendimiento fuera y dentro de la competencia principalmente por sus efectos sobre los neurotransmisores y su efecto de relajación (Socidrogalcohol, Society, Abate, Braganò, & Botrè, 2009). También, se puede tener en cuenta que algunas sustancias prohibidas están presentes en alimentos cotidianos, producto de fungicidas en las plantas que se consumen o como componentes de alimentos de ganado. Sin embargo, no se ha demostrado pero existe un gran debate sobre el positivo de Alberto Contador con clenbuterol en el Tour de 2010, en donde se le atribuyó la presencia de esta sustancia en el organismo del deportista a la ingesta de carne vacuna contaminada con esta sustancia (Bazo, S., Cantalejo, M., Chicaiza, I., & Gutiérrez, Á., Padín, J., 2013).

MÉTODOS DE DOPAJE EN EL CICLISMO

Los siguientes son métodos prohibidos por la (WADA, 2017)

1. Manipulación de sangre: se considera dopaje sanguíneo la administración o extracción de sangre o productos sanguíneos sintéticos que contengan hematíes, en este proceso extraen una cantidad de sangre al deportista y semanas más tarde se vuelve a inyectar aumentando los niveles de glóbulos rojos, mejorando así el transporte de oxígeno VO2 y el aumento de la resistencia muscular (Ramos Gordillo, 1999). Fue oficialmente prohibido por el COI en 1986, quienes contemplan 3 posibles métodos de dopaje sanguíneo: Dopaje sanguíneo con transfusión autóloga, la sangre de la misma persona que se inyecta antes de una competencia, La transfusión homóloga, la transfusión de sangre compatible de otra persona, y Heteróloga, que es el suministro de sangre no humana (Baltazarova Valentinova, 2014). Este método de manipular los niveles de hematocritos en plasma, aumentan el rendimiento incrementando los niveles de VO2, sobre todo en la altura superior a los 2000 metros sobre el nivel del mar (Eichner, 2007).

2. Manipulación química y física: Se considera manipulación farmacológicas, químicas y físicas la cateterización o sondaje vesical, sustitución o alteración de la orina, inhibición de la secreción renal, alteración de la testosterona, utilización de diuréticos.

3. Dopaje genético: La WADA, define el dopaje genético como “el uso no terapéutico de genes, material genético y/o células que tengan la capacidad de aumentar el rendimiento deportivo’’, el dopaje genético fue incluido en la lista de la WADA en 2013. (Baltazarova Valentinova, 2014). Nace como resultado del desciframiento del mapa del genoma humano, a raíz de ésto surge el interés por mejorar las capacidades del ser humano por medio de la biotecnología de nuestra naturaleza, estas tecnologías proponen en principio que seremos capaces no solo de entender la genética humana, sino también modificarla y mejorarla (Artienza, E., López Frías, 2014). Este método no es muy utilizado hoy en día por sus posibles efectos colaterales (Verdugo Guzmán, 2015), pero su potencial radica en la posibilidad de poder “diseñar” deportistas en función de las características del deporte. Algunos de los genes que pueden ser modificados son: el gen que regula la producción de EPO, genes que activan y reparan los músculos (MGF, IGFBP, GH), genes que aumentan el número de capilares (VEGF), genes que aumentan los niveles de endorfinas elevando el nivel tolerable de sufrimiento. (Baltazarova Valentinova, 2014).

Este tipo de dopaje modifica las células con propósitos de aumentar la masa muscular, la altura, la rapidez en la curación de las lesiones, incrementos del flujo sanguíneo y mayor producción energética (Verdugo Guzmán, 2015). Cabe destacar que con respecto a este tipo de dopaje hay un gran debate entre dos grupos de autores: los transhumanistas y los bioconcervadores, los primeros están de acuerdo en la utilización de este tipo de tecnologías genéticas para potenciar el rendimiento humano justificando que la evolución del hombre no puede esperar a que la Revista digital: Actividad Física y Deporte. 68 naturaleza actúe en la fisiología de los sujetos y que el desarrollo de estas ciencias es producto de la misma evolución, el segundo grupo no están de acuerdo con la alteración, ni manipulación del genoma humano, porque ésto implica “jugar a ser dioses” y también acarrea complicaciones bilógicas (Sebastián, 2013).

______

Autores:

Hernán Andrés Arévalo Maestrante en Ciencias del Deporte, Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA)

Yubisay Noiraly Mejías Peña PhD. Docente e investigadora, Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA)