La estafa de las criptomonedas

La estafa de las criptomonedas

Por Cristina Miranda

Comisión Federal de Comercio, FTC

División de Educación del Consumidor y Negocios

Las criptomonedas han recibido mucha atención como una nueva manera de invertir. Pero la cuestión es que los estafadores se están aprovechando de lo que la gente entiende (o no entiende) sobre las inversiones en criptomonedas y cómo funcionan. Y los más jóvenes están perdiendo a lo grande.

Desde octubre de 2020, los consumidores han informado haber perdido más de $ 80 millones por estafas de inversión en criptomonedas, un aumento de más de diez veces año tras año, según un nuevo análisis de datos de la Comisión Federal de Comercio.

En un nuevo foco de atención de datos de protección al consumidor , la FTC desglosa el contenido de casi 7,000 informes recibidos de consumidores sobre estas estafas en el último trimestre de 2020 y el primer trimestre de 2021. La cantidad mediana que los consumidores reportaron haber perdido por las estafas fue de $ 1,900.

El centro de atención señala que las estafas de inversión en criptomonedas adoptan una variedad de formas, a veces comenzando como ofertas de «consejos» o «secretos» de inversión en foros de mensajes en línea que llevan a las personas a sitios web de inversión falsos. Otra forma común de estafa implica la promesa de que una celebridad asociada con la criptomoneda multiplicará cualquier criptomoneda que envíe a su billetera y la devolverá. De hecho, los consumidores informaron haber perdido más de 2 millones de dólares solo a causa de los imitadores de Elon Musk desde octubre.

El centro de atención señala que los consumidores de 20 a 49 años tenían más de cinco veces más probabilidades que los grupos de mayor edad de informar que perdieron dinero por una estafa de inversión en criptomonedas, y que en el período de seis meses cubierto por el centro de atención, los consumidores de entre 20 y 30 años perdieron más dinero a las estafas de inversión que cualquier otra forma de fraude. Más de la mitad de sus pérdidas por estafas de inversión fueron en criptomonedas.

Los operadores de estafas de inversiones lo atraen con promesas de enseñarle cómo ganar mucho dinero de manera fácil y rápida y con bajo riesgo, por lo general, con inversiones en los mercados financieros o de bienes raíces. A veces, esto comienza con un seminario gratuito, y más adelante los estafadores le cobrarán un abultado cargo a cambio de sus trucos de inversión “comprobados”. Pero los verdaderos trucos son las mentiras que le cuentan.

Los estafadores atraen su atención con infomerciales o anuncios en línea y lo alientan a concurrir a eventos gratuitos o a mirar videos introductorios gratis. Pero más adelante, usted descubrirá que tiene que pagar un cargo muy alto para obtener el asesoramiento o capacitación que le prometen. Le mostrarán historias exitosas de gente que ha usado su programa de asesoramiento o capacitación. Pero usted no tiene forma de confirmar la veracidad de esas historias. La verdad es que los promotores de estafas de asesoramiento en inversiones exageran la cantidad de dinero que usted puede ganar con su sistema. Tampoco le entregan la guía paso a paso que le prometieron y mienten sobre el éxito alcanzado por otras personas. Todo forma parte de un esquema de marketing para hacerle pagar miles de dólares por algo que termina siendo una promesa vacía.

Si está pensando en pagar a cambio de un programa que le promete ayuda para invertir dinero, primero pise el freno y considere lo siguiente:

  • Las estadísticas y testimonios se pueden falsear. Los estafadores quieren que usted piense que su programa siempre es exitoso. Podrían publicar comentarios o testimonios de gente que ha usado su programa y ganó mucho dinero. Pero esas personas podrían ser actores que reciben un pago o comentarios inventados. Usted no tiene forma de confirmar la veracidad de esas historias. Los estafadores exageran la trascendencia de los eventos de actualidad.

 

  • Los estafadores siguen los titulares de las noticias y usan los eventos de actualidad para que su oportunidad de inversión parezca una cosa emocionante, innovadora y oportuna. Ellos quieren que usted sienta la presión para que se comprometa de inmediato sin darle tiempo de hacer una investigación a fondo del ofrecimiento.

 

  • Nadie puede garantizar un monto específico de rendimiento de una inversión. Los estafadores podrían decir que usted puede ganar miles de dólares por día o por mes de por vida. Pero no le dicen cuáles son los riesgos. Nadie puede garantizar el éxito de una inversión. Y si les hace preguntas sobre la inversión, podrían darle repuestas vagas y concentrarse únicamente en la cantidad de dinero que se supone que puede ganar.

 

  • Tómese el tiempo necesario para investigar el ofrecimiento. Los promotores quieren que usted piense que es uno de los pocos afortunados en participar del programa así pueden apurarlo para que tome una decisión. No permita que lo presionen. Haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la compañía y palabras como «review», «scam» o «complaint»; si hace la búsqueda en español, agregue palabras como «comentario», «estafa» o «queja». La experiencia de otras personas con la compañía puede advertirle de posibles problemas.

 

  • Considere el factor riesgo. Sospeche en particular de aquellos promotores que le resten importancia al riesgo o que presenten la información de riesgo por escrito como meras formalidades de rutina exigidas por el gobierno con la intención de que usted firme sin pensar demasiado en ello. Posteriormente, cuando usted trate de recuperar el dinero perdido, los promotores deshonestos podrían usar esa misma información sobre riesgo en su contra.

 

  • Verifique las declaraciones de manera independiente. Nunca invierta basándose exclusivamente en lo que lea en un anuncio de un boletín informativo publicado en línea o en papel o en un blog. A menudo, los estafadores usan como anzuelo noticias sobre el éxito de compañías legítimas. Con frecuencia dirán que su «oportunidad» es similar a un programa de generación de dinero muy conocido y probado — cuando en realidad no es cierto. Asegúrese de investigar atentamente la oportunidad de negocio antes de comprometerse.
Author: